EstrategiaInnovaciónMKT.COMNews

Claves para hacer Home Office con éxito

Trabajar desde casa no es para todos. Debes tener en cuenta que se necesita disciplina para no dispersarte con tus mascotas, tus hijos o los deberes del hogar durante el tiempo que debes dedicar al trabajo. Aquí algunos consejos.

Hacer home office tiene grandes ventajas, tanto para el empleador como para el empleado: el empleador ahorra espacio, recursos y siente tranquilidad al delegar responsabilidades, y el empleado, ahorra en transporte, vestuario de oficina, se alimenta más saludablemente, y no sufre horas de tráfico, lo que incrementa incuestionablemente su calidad de vida.

Soy freelancer desde hace cinco años y me siento feliz, plena y productiva, pero es curioso que, en pláticas con varios colegas que trabajan en oficina, a muchos de ellos les parece imposible, tedioso, pesado, o simplemente no consiguen concentrarse en el trabajo con tantas cosas por hacer en casa.

Esto se debe a que para trabajar desde tu hogar necesitas tener una serie de características de personalidad específicas. He aquí algunas de ellas:

1.- Te concentras, trabajas y en general funcionas mejor en solitario.

2.- Eres muy disciplinado y eres capaz de organizar tu agenda diaria de forma tal que cumplas, tanto los objetivos de trabajo en el tiempo destinado a éstos, como tus objetivos personales después de tu horario. Este punto es muy importante pues hay personas que no pueden soltar el trabajo cuando hacen home office, por lo que sus relaciones familiares y actividades de esparcimiento se podrían ver afectadas.

3.- No eres una persona extremadamente social. Si eres el clásico godín, que espera todo el día a la hora de la comida para platicar con tus amigos sobre las últimas noticias de tu oficina, la farándula o sus vidas personales, o peor aún, esperas con ansias la partida de algún pastel de cumpleaños, de la rosca de reyes o los tamales del día de la Candelaria, vas a extrañar mucho esas dinámicas.

4.- En tu casa no existe un factor altamente distractor o puedes aislarlo. Si tus hijos, tu mascota, tu esposa o tus deberes te distraen demasiado, no podrás ser productivo y tendrás que conseguir nuevamente un trabajo de oficina. El trabajo remoto no es para ti.

Si después de leer este perfil, todavía te sientes tentado a probar trabajar en casa, éstas son algunas sugerencias que te van a servir para llevar a cabo tus labores de manera exitosa:

  1. a) Levántate todos los días, báñate, vístete y desayuna a la misma hora que si tuvieras que ir a la oficina.También respeta tu horario de comida y término de trabajo. Esta rutina ayudará a tu cerebro a entender que se está preparando para trabajar, que está trabajando y que terminó de trabajar, aunque no cambie de espacio físico.
  2. b) Prepara un lugar en tu casa que sea exclusivamente para tus labores como home office.Si tienes un pequeño estudio, ¡excelente! De no ser así, prepara un espacio en tu comedor o tu sala donde no seas interrumpido. No recomiendo que sea tu recámara pues tu cerebro debe distinguir a la perfección que este espacio está destinado exclusivamente para tu descanso y no deben entrar en él cuestiones laborales. De no ser así, podrías llegar a tener problemas de sueño y descanso.
  3. c) Elabora agendas diarias, semanales y mensuales.Es indispensable definir desde un principio si esta labor la debe desempeñar el jefe, el empleado o en conjunto. Lo ideal es una pequeña junta al inicio de semana, presencial o virtual, donde se establezcan prioridades para que se dé atención a cada tema en el momento justo y sin descuidar los demás pendientes.
  4. d) Permanece en contacto. El saber que tienes a tu jefe (o a tu empleado) muy cerca de ti, pero virtualmente, siempre será el mejor aliciente para que el jefe tenga confianza en delegar y el empleado, la capacidad de desempeñar bien su trabajo desde casa. Con la ilimitada cantidad de recursos tecnológicos que tenemos a mano, siempre es posible estar en línea. Aplicaciones como Skype en su versión empresarial, que puedes usar tanto en tu smartphone como en la computadora, hacen esta labor bastante sencilla. Sólo recuerda: respeta siempre los horarios de trabajo.

Ahí lo tienes. El trabajo remoto no es excesivamente complicado y tiene infinidad de ventajas ¿Qué esperas para implementarlo?

Fuente:  Entrepreneur México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *